Provinciales
Martes, 05 de noviembre de 2019
El Senado correntino pasó de la paridad a debatir si alcanza el cupo
En el recambio de diciembre, la Cámara alta de la provincia, de contar con siete senadoras, esta se reducirá a cuatro de ingresar la peronista Ríndel, quien continúa cuestionando el no cumplimiento del cupo femenino.

Mientras en el PJ continúa el debate respecto del reemplazo en la banca que dejará Nancy Sand el 10 de diciembre en el Senado de Corrientes, la resolución será decisión del cuerpo. Actualmente, prácticamente existe paridad de género en la Cámara alta pero con el recambio, no alcanzaría un tercio de presencia de mujeres.

Corrimiento de lista o garantizar el cupo femenino del 30 por ciento es lo que se debate en torno al reemplazo de la senadora provincial Nancy Sand, quien dejará su escaño cuando asuma como diputada nacional el 10 de diciembre. En medio de modificaciones de normativas a nivel país para garantizar una mayor participación de mujeres políticas, como ser la ley de paridad de género, en Corrientes se reduciría la representación.
Por corrimiento de lista, el escaño sería para el peronista Rubén Bassi, quien se había cumplido mandato años atrás en dicho cuerpo parlamentario. Algunas voces, manifestaron que es lo que la ley determina, como el concejal de Capital, Justo Estoup. Incluso la propia Sand, indicó que es “legalista”.

Sin embargo, para un sector del colectivo de mujeres peronistas la decisión es atravesada por la política. La Justicia ya descartó su intervención, y es el Senado de la Provincia el que debe resolver.
La justicialista Patricia Ríndel es quien continúa en la grilla, luego de Bassi. “Ella dice que es legalista (por Sand), pero sólo procede el corrimiento en caso de que no se viole una norma, pero en este caso se viola la ley de cupo, no se cumple con la representación mínima del cupo femenino”, dijo a radio Dos la ex presidenta de la Junta Electoral del PJ.
“Las mujeres estamos reclamando el derecho que nos corresponde, que se haga cumplir el cupo femenino, que también se aplica en cuerpos colegiados”, sostuvo. Indicó que ello tiene relación con “romper con las inequidades entre mujeres y hombres. No tutelada por ningún hombre, de ninguna línea interna”.

Actualmente el Senado cuenta con paridad, ya que de 15 integrantes (sin contar al presidente Gustavo Canteros), siete son mujeres. Estas son Rita Vanderlan, quien reemplazó en el bloque ECO al fallecido Rubén Suárez, y finaliza mandato en diciembre; Graciela Insaurralde, Nora Nazar, Carolina Martínez Llano, Graciela Rodríguez, Sand y Alejandra Seward.
Sin embargo, a partir del 10 de diciembre, de siete, se reducirá a cuatro, por lo cual, ni siquiera se llegará al cupo femenino del 30 por ciento. Y esto es lo que sostiene Ríndel.

Actualmente, la Cámara de Diputados no cumple con un tercio de representación femenina. De 30 integrantes, únicamente ocho son políticas. Estas son Analía Bestard, María Giraud, Alicia Locatelli, María Eugenia Mancini, Lucía Centurión, Geraldine Calvi, Any Pereyra y Albana Rotela Cañete.

Fuente: El Litoral


 
 
 
Todos los derechos
Reservados © 2017
 
Redes Sociales
 
Secciones  
Portada Internacionales
Locales Deportes
Provinciales Opinión
Nacionales Entrevistas