Provinciales
Lunes, 05 de octubre de 2020
El fuego arrasó en Corrientes con 3.200 hectáreas en lo que va del año
Superó el registro máximo de hace cuatro años. El 90 % de la reserva San Cayetano se redujo a cenizas. Inician relevamiento de los daños.

Calor intenso, déficit hídrico, fuertes vientos y la desaprensión de quienes inician quemas generaron el ámbito propicio para que el fuego avanzara sobre miles de hectáreas en gran parte de Corrientes. El fuego también llegó al parque provincial San Cayetano y arrasó con el 90 por ciento de la reserva natural.

Con esto, la provincia batió su propio récord en superficie quemada. En 2016 había alcanzado el máximo registro con 2.000 hectáreas; sin embargo, en lo que va del año –con mayor intensidad en los últimos meses- ya lleva 3.200. La situación es preocupante porque afecta industrias, viviendas y pulmones verdes.

“Este es un año atípico. En la zona tuvimos récord de temperatura. Desde los años 40 no teníamos las temperaturas máximas en casillas meteorológicas superando los 44 grados y eso se complementó con el déficit hídrico, que es de alrededor de 500 milímetros. A la fecha, en superficie forestada tenemos 3.200 hectáreas afectadas por el fuego. Pasamos el récord lamentable que teníamos de 2016, cuando se quemaron 2.000 hectáreas en todo el año”, dijo el director de Recursos Forestales de la Provincia, Roberto Rojas.

El fuego convirtió en cenizas el 90 por ciento de la reserva San Cayetano, la vegetación, los árboles y los animales fueron consumidos. La recuperación de este sitio será una larga y ardua tarea.

Esta semana comenzará a realizarse un relevamiento para determinar los daños y las medidas a implementar. “El fuego nos tocó en dos etapas: una hace 10 días y otra, la semana pasada. Se quemó casi en totalidad quedando aproximadamente un 10 % porque la reserva es muy chica. Este fuego entró por atrás, por el Riachuelo, desde un campo vecino, según me informaron. Estamos en la cuestión de relevar qué es lo que queda y ver cómo podemos regenerar”, adelantó a República de Corrientes el director de Parques y Reservas, Vicente Fraga.

Este espacio se ubica en la localidad de San Cayetano, municipio de Riachuelo a 20 kilómetros de Corrientes capital. Cuenta con una superficie de 76 hectáreas, dentro de las cuales se presentaba una diversidad de ambientes. Hoy solo quedan cenizas.

La imágenes de animales carbonizados fueron viralizadas en las redes sociales y despertó la indignación y el desazón de miles de usuarios. Monos, yacarés, tortugas, roedores muertos es el panorama que ofrece hoy la reserva donde antes abundaba el verde y la vida.

“Mañana (por hoy) vamos a hacer una recorrida. Si bien de monos vamos a saber cuánto se perdió una vez que identifiquemos los grupos, de otros animales no porque no sabíamos cuánto había. Los animales de movilidad lenta como reptiles, yacarés, víboras, culebras, anfibios, siempre son lo más afectados porque tienen poca movilidad y no tiene forma de escapar. Algunos mamíferos pueden escapar, pero con los incendios de la magnitud de la semana pasada, los animales se desorientan por el humo y quedan atrapados por el fuego. Las aves, que se piensa que más se salvan porque pueden ir volando, se encuentran con un problema ya que para muchas especies toda esta zona es para poner nidos y reproducirse y ahora no van a tener lugar, van a ser afectadas en forma indirecta”, comentó a este diario Martín Kowalewski, director de la Estación Biológica Corrientes (Conicet), que se encuentra en el parque.


Fuente: La República


 
 
 
Todos los derechos
Reservados © 2017
 
Redes Sociales
 
Secciones  
Portada Internacionales
Locales Deportes
Provinciales Opinión
Nacionales Entrevistas